Cuánto cobra Arriaga Asociados

0
402
Cuanto cobra Arriaga Asociados

El cliente sólo debe pagar 199 euros recuperando el 15% del importe si se gana el caso.

La historia de las demandas de los clientes contra los bancos nunca hubiera sido un fenómeno social sin dos personajes opuestos.

Por un lado, Luis Pineda, quien es ex presidente de la entidad Ausbanc, quién fue acusado de ser parte de una organización criminal por extorsión a los bancos y estuvo en prisión provisional.

Antes de caer en desgracia, puso al sistema financiero a raya al denunciar las cláusulas fundamentales, gracias al apoyo de los tribunales europeos. En este caso, millones de clientes se han beneficiado y ha costado alrededor de 4.000 millones de entidades.

Por otro lado, se encuentra Jesús María Ruiz de Arriaga, con una historia de vida muy diferente.

Utilizó las preferentes para crear “la oficina más grande de Europa occidental en defensa de los consumidores“, dice. Algunos abogados consultados admiten que se trata de un fenómeno único en el sector y consideran que sus figuras son confiables. Es una verdadera fábrica de juicios contra el banco.

En octubre de 2011, fundó Arriaga Asociados y en menos de siete años ganó casi 30,000 sentencias y recuperó 700 millones de euros para sus clientes. Representa a más de 100,000 personas con productos financieros como deuda preferente, subordinada, bonos convertibles, cláusulas sobre la tierra o gastos hipotecarios. Tiene demandas vivas por valor de 500 millones, según cálculos internos.

En 2017 facturó 51,54 millones, un 34% más que el año anterior. Esta cifra podría ubicarlo entre las 10 oficinas más grandes de España, algunas de ellas centenarias o pertenecientes a multinacionales. Por primera vez, será el líder de su sector, por delante de Legálitas (45.5 millones de facturación en 2017), que no tiene la misma actividad, pero también trabaja con miles de pequeños clientes.

Algunos competidores creen que Arriaga ha crecido demasiado porque el negocio de litigios caerá en los próximos años

El año pasado, Arriaga obtuvo una ganancia después de impuestos de 3.95 millones, en comparación con 16.24 millones en 2016. En Arriaga, se explica que esta caída del 75% se debe “a reinvertir las ganancias en el aumento de publicidad, oficinas y personal”. De hecho, el número de empleados creció 82% en 2017, pasando de 336 a 612. Cuenta con 57 oficinas en toda España y siete de ellas se encuentran ubicadas en centros comerciales, una novedad que está dando buenos resultados.

El principio de autofinanciación

El principio de Arriaga es autofinanciarse, aunque admite que trabajan con un banco que prefiere no citar. Hay fondos anglosajones especializados en financiar a estas firmas especializadas en derecho del consumidor y despues compartir las ganancias, pero Arriaga dice que no ha recurrido a ellas, aunque no se aleja mucho de la idea.

Arriaga, que admite ser casi hiperactivo “porque estudio todo lo que me interesa”, dice que tiene clientes de todos los ámbitos de la vida. Reconoce que su compañía tomó un gran giro para bien cuando decidió firmar al futbolista Iker Casillas como la imagen de la compañía.

La llegada de este gran empresario al mundo de las demandas bancarias no tuvo nada que ver con el sector financiero, sino con el sector inmobiliario.

En octubre de 2011 se vio afectado por la suspensión de pagos del agente de bienes raíces Martinsa-Fadesa y dos años antes, con el título de abogado recién liberado, organizó su defensa judicial y recuperó su dinero, fue como una revelación de las necesidades que pudo darse cuenta que muchas personas estaban pasando.

Invertí mis ahorros en adquirir una casa y de la noche a la mañana me quedé sin dinero y sin una casa, los demandé y los tribunales demostraron que tenía razón“.

Después ayudé a amigos y familiares desinteresadamente, porque sabía lo que estaban pasando, yo tambien lo vivi y entendí que habían muchas personas al igual que yo que nadie resolvió sus problemas“.

La primera sede, en casa

Él fundó la oficina con su esposa, instaló la oficina central en casa “y desde allí me mudé por toda la geografía española de la corte en un intento“, recuerda.

Esos años los recuerda con gran agotamiento físico y cambió su estrategia. Se centró en las preferentes y diseñó la industria para litigar contra el banco, aprovechando el hecho de que había miles de personas afectadas con problemas similares.

Comenzamos con las preferentes porque había miles de ahorradores mayores que se sentían indefensos y engañados, pero no sabían cómo recuperar su dinero“. Nuestra publicidad les dio esperanza y los animó a salir de la casa e iniciar un viaje que los llevó a recuperar lo que era. Explica que este hombre es simple y sencillo en su forma de expresarse.

Arriaga afirma que dividió a su personal especializándose según sus perfiles, de modo que solo una persona acuda a los tribunales, otras solo analizan las respuestas y otras investigan cómo surgen las demandas, además de los matemáticos y científicos informáticos que también contrataron .

El índice de éxito, señala, es del 98% en los casos presentados ante los tribunales, y en un 99% en las apelaciones ante las audiencias provinciales. Luego de alcanzar esa tasa de éxito, de la mano de la industrialización, llegó la segunda clave: atraer a sus clientes con buenos precios.

Sus políticas especifican, que el costo del proceso no lo paga el cliente sino el banco que está siendo demandado, ya que Arriaga mantiene los costos cuando la entidad es condenada y los intereses generados por la deuda.

El cliente sólo debe pagar 199 euros y si la compañía gana la demanda, se devuelven 99 euros al cliente. Lo que significa que el cliente recupera el 15% del importe. En caso de que pierdan la demanda, se cobran los 199 euros completos y Arriaga paga los costos si hay una condena.

Arriaga afirma que el banco estaba radicalmente equivocado cuando decidió litigar con cada uno de sus clientes.

“Por un lado, quiere evitar el llamado efecto y alarga el proceso, pero por el otro, paga en dinero y en costo de reputación, somos el producto de sus abusos, no al revés”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here